Abraham Alfaquím, Libro del subimiento [§ 997]