La influencia de las novelas de Walter Scott en El Señor de Bembibre